El extendido mito de los beneficios de los árboles

0
239

Se ha creído y afirmado erróneamente por muchísimos años que los árboles eliminan la contaminación atmosférica y nos dan oxigeno. Y es en esto en lo que se basa la decisión por apreciarlos y promoverlos, desafortunadamente, con frecuencia se escuchan promesas equivocadas en el sentido de que, para combatir la contaminación, hay que “llenar” de árboles las ciudades. Ante estas ignorantes ofertas, es fundamental hacer precisiones que deben considerarse si es que queremos tener un aire respirable que no afecte tanto nuestra salud.

Dos afirmaciones muy populares sobre los árboles

Los árboles eliminan la contaminación. ¡FALSO!

Ayudan a mitigar sólo un poco (muy poco) la suspensión de algunos polvos y dispersión de gases, pero no son la solución a la contaminación atmosférica. Los árboles absorben una parte del dióxido de carbono atmosférico, pero no absorben ni partículas sólidas ni gases tóxicos que produce la combustión de combustibles fósiles, de hecho, hay especies muy susceptibles que son severamente afectadas si se plantan en zonas de alta contaminación atmosférica. Las hojas, la corteza y las ramas de los árboles pueden retener un porcentaje de partículas sólidas en suspensión, sin embargo, esta retención es mucho menor en comparación con la que puede estar en suspensión en una zona altamente contaminada. Se puede tener una ciudad con una muy alta densidad forestal y al mismo tiempo tener una atmosfera altamente contaminada.

Los árboles nos dan el oxígeno para respirar. ¡FALSO!

Las plantas generan como uno de sus desechos, oxigeno, aún cuando producen ingentes volúmenes de oxígeno en bosques, selvas o bosquetes urbanos, el gran volumen de oxígeno que necesitamos para vivir se produce en su gran mayoría en los océanos, además, cuando los árboles son muy viejos, lejos de producir oxígeno, ¡lo consumen! y a cambio, generan dióxido de carbono, porque a pesar de lo que generalmente se piensa, los árboles también respiran y utilizan oxigeno desde que nacen hasta que mueren como parte de su proceso fisiológico.

Se dice que los árboles nos dan oxigeno porque cuando están en crecimiento, liberan más oxígeno del que consumen mientras adquieren volumen y altura, una vez que el árbol deja de crecer, prácticamente deja de liberar oxígeno.

Debemos saber que el mayor y mejor servicio ambiental de los árboles en los centros urbanos, es la sombra que ayuda a disminuir el fenómeno conocido como “Isla de calor urbana”.

Plantemos árboles, miles de ellos, adecuados en especie, sitio ideal y las mejores condiciones de plantado y mantenimiento para maximizar sus beneficios y disminuir los costos de mantenerlos, pero… PARA GENERAR SOMBRA, embellecer el espacio, proteger la ciudad de las escorrentías de agua, retener el suelo y generar refugio para la fauna, entre muchos otros, pero NO PARA “combatir” o erradicar la contaminación atmosférica.

Para saber más se puede consultar la publicación del Observatorio Ciudadano de Calidad del Aire del Área Metropolitana de Monterrey (OCCAMM) sobre cómo ayudan (o no) los árboles a combatir la contaminación atmosférica por partículas o gases .


https://www.facebook.com/ObservatoriodelaireMty/photos/a.1647047698696586.1073741829.1428108677257157/1669723019762387/?type=3&theater

Reforestación Extrema
www.reforestacionextrema.org
Incluido en Revista Forestal Mexicana 16 septiembre 2018
www.revistaforestalmexicana.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here