Actividad forestal sostenible en favor de la seguridad alimentaria y la nutrición

0
402

En la reunión celebrada en Roma, Italia del 9 al 13 de octubre de 2017, el Comité de seguridad alimentaria mundial, se trató el tema sobre la importancia que tienen los bosques en favor de la seguridad alimentaria y la nutrición y se presentaron recomendaciones para alcanzar una actividad forestal sostenible.

 Los bosques y los árboles, en su diversidad de ecosistemas y de percepciones y usos humanos, contribuyen directa e indirectamente a la seguridad alimentaria y la nutrición de muchas maneras y en diferentes planos. Estas contribuciones varían según los tipos de bosques y la manera de gestionarlos. Los alimentos provenientes de los bosques contribuyen a la calidad y la diversidad de las dietas y sirven como redes de seguridad en períodos de escasez de alimentos para las personas cuyos medios de vida dependen directamente de los bosques, así mismo, desempeñan una función importante como mecanismos de defensa ante perturbaciones y crisis.

El combustible de madera es la principal fuente de energía para cocinar y esterilizar agua en uno de cada tres hogares en el mundo. Los bosques generan ingresos para las poblaciones locales y proporcionan servicios ecosistémicos que son esenciales para la agricultura sostenible porque regulan los flujos de agua, estabilizan los suelos, mantienen la fertilidad del suelo, regulan el clima y son el hábitat de los polinizadores silvestres y los predadores de plagas agrícolas.

No obstante, la conversión del uso de la tierra para la agricultura impulsada por la creciente demanda y la degradación de la tierra sigue siendo la principal causa de deforestación mundial, ya que representa el 70-80 % de la pérdida total de bosques, y produce repercusiones negativas en el medio ambiente y sobre millones de personas.

La agricultura sostenible, la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición no se pueden lograr a expensas de los bosques ni sin ellos. Es necesario mejorar la coordinación de las políticas relativas al uso de la tierra a fin de fomentar una agricultura sostenible que se beneficie de ecosistemas sanos, sostenibles y productivos de bosques y árboles.

Con base en las principales conclusiones del informe del grupo de alto nivel de expertos en seguridad alimentaria y nutrición (GANESAN) del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) se elaboraron recomendaciones voluntarias y no concluyentes que, aplicadas permitan alcanzar una actividad forestal sostenible en favor de la seguridad alimentaria y la nutrición. Su finalidad consiste en reforzar las contribuciones de la ordenación sostenible de los bosques y árboles para la consecución de la seguridad.

Por su parte. los estados y las personas involucradas deberían:

Promover un enfoque integrado que incluya el nexo entre los sectores forestal, agrícola e hídrico y la seguridad alimentaria y la nutrición, a fin de fortalecer la coherencia de las políticas entre los distintos sectores y a diferentes escalas reforzando la coordinación intersectorial mediante un proceso participativo e inclusivo.

Satisfacer los requisitos institucionales y financieros y prestar apoyo en materia de políticas para integrar las dimensiones de los bosques y los árboles en las políticas y los programas relativos a la agricultura, la seguridad alimentaria y la nutrición.

Respetar, proteger y garantizar los derechos de las mujeres que trabajan en los sectores forestal y agrícola y hacer frente a las desigualdades entre los sexos que tienen repercusiones negativas en la seguridad alimentaria y la nutrición.

Formular y promover políticas y sistemas participativos de planificación de la gestión de los bosques y los árboles, así como medidas que mejoren el acceso a productos alimentarios forestales importantes para la nutrición.

Promover la conservación forestal, la regeneración de bosques naturales y la restauración de bosques degradados, según corresponda, así como el desarrollo de sistemas agroforestales.

Incentivar la prestación de servicios ecosistémicos basados en los bosques que beneficien a la agricultura sostenible y la seguridad alimentaria y la nutrición.

 Aumentar la inversión en investigación para establecer y promover buenas prácticas relativas a sistemas agrícolas, forestales y agroforestales.

 Incrementar las inversiones responsables, públicas y privadas, para apoyar a empresas forestales comunitarias con el objetivo de lograr medios de vida sostenibles.

 http://www.fao.org/about/meetings/cfs/cfs44/es/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here